El Dios de una mujer. de Hermelinda Tierradulce






El DIOS DE UNA MUJER

Para una mujer despierta,
cualquier hombre parece Dios,
si consigue con la mirada mover su fuego…
olvidando por un instante, 
ser un ser separado.
Cualquier hombre parece torre con un jardín,
si lo ve desplegar sus manos regando tierra, 
con sudor y sonrisa fácil de paz adentro,
cualquier hombre figura grande, parece Dios.

Cualquier hombre parece Dios,
si imagina tener un hijo con ese hombre,
con senos donde derrama su primavera,
pariendo con sentimiento
crecer con él.

Cualquier hombre será su Dios,
olvidando su larga fila de ver opacos,
queriendo sus sumisiones,
mas no su luz. Cualquier hombre si la corteja
podrá gozar, si sabe mimar su Luna
de sol salvaje, su loba de terciopelo, 
su tierra noble.
Cualquier hombre de buen olfato
podrá sentir: ¡No es preciso entenderla!
¡Quererla sí!

-Ponerse tierno si lo provoca.
Mirarla quieto con su mirar.
Pues gata querrá quererlo con su tejado, 
nadando con su maullido de sed caliente,
sus olas donde su cuerpo derrama vida-.

¡Cualquier hombre podrá quererla 
mas no tenerla! -Ella sabe que sí-.
¡No es un cualquiera su hombre!
¡Él puede coger el agua sin atraparla!
¡Bailar con ella su Dios y Diosa!
¡Labrarla Tierra con corazón!
Cuidando sus gestaciones de Mar secreta,
de viñedos y casa, de ternuras y niños, de amor…
Cualquier hombre si la conmueve será
su hombre, simplemente por eso.

(Hermelinda Tierradulce. De mi poemario,
"Nueva Estrella nacida del fuego")

Comentarios

  1. Me parece interesante compartir el comentario del profesor Ricardo Rueda Trenco sobre este poemario. "No me acuerdo de quién dijo que los que tienen más fácil acceso a la sabiduría eran los amantes y los poetas… este poema es un fiel reflejo. Trata del Amor, la Vida, la Poesía, la Verdad, la Conciencia, Dios… una misma esencia que se disfraza y baila consigo misma. ¿Es que acaso la Vida no es Verdad, conciencia amor, poesía, Dios… Es que acaso el Amor no es Vida, no es Poesía, no es Verdad, no es Dios, no es Conciencia…? Tat tvam Asi. Tú eres eso. Todos los hombres son Dios, pero no lo saben, todas las mujeres son diosas pero no lo saben, y Dios y Diosa son uno. La mujer despierta lo sabe, por eso puede ver al Dios de cada hombre. Él está dormido, Ella le despierta… Shiva y Shakti. Todos son Krishna y ella es Rada…. Él es Osiris y ella es Isis. Todos pueden bailar con ella, pero ella escoge a su Krishna, a su Osiris. ¿Veis que sencillo? ¿O no? Por eso nuestra amada Hermelinda, más que escribir poesía baila con el sonido, con la música de las palabras atrayendo el Sonido Esencial, componiendo su canción que formará parte de la Música de las Esferas. Quien no se rinda ante ella no será su Dios, no tendrá a la Diosa. Quien no la ame no podrá estar a su lado."

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We are glad to receive your kind and respectfull comments. May the Diamond LIght of Sirius bright in your soul. Lusk Gurumay

Entradas populares de este blog

LA MISION ESPIRITUAL

ENTREVISTA A ESPIRITU DEL LOBO

EL CAMBIO, DE LA ESPERANZA A LA ACCION