CRONICAS CATALANAS

De manzanas rojas, espejitos y serpientes



Las alas desplegaron su esplendor sacudiéndose entre las nubes de Rotterdam, una sacudida importante que recordaba un movimiento liberador, allí quedaba debajo el mismo viento que me hacía ascender mas y mas. 

Por suerte, las situaciones no están nunca bajo control, al menos de nuestra mente. Cuando la misión es entregar el cuerpo al Espíritu Divino para que cobre materia y actúe.... las sorpresas están a la luz del día y luego hay que saber danzar en cada nueva situación sorpresiva que aparece.

Un aterrizaje despejado en Barcelona me mostró un gran mar, donde iba a tener que nadar, de forma simbólica, los siguientes días. No se puede estar conectado a energias vitales divinas de la tierra y el cielo si no se sabe nadar y danzar en el agua en sintonia con aquello que la mente no sabe y el Espíritu realiza. 

Cuando se lleva a cabo un ritual mágico hay grandes energias que aparecen para mover aquello que deseamos mover. Nos reunimos y me transformé en aquella Madre que me silenció en mi voz humana para dar paso a su gran voz potente, amorosa, profunda, sagrada. En ningún momento en que mi yo humano quiso hablar la voz surgió. Sólo estuvo SU gran voz, nunca la mía humana. 

Es interesante darme cuenta cuán superficiales somos los humanos que vemos a través de ojos simples de pocos colores y pensamos que aquello que esos ojos ven es la realidad, perdiendo todo lo que el corazón percibe. Es una niña o es una Diosa? Es humana o está canalizando? Es una meditación guiada o es una gran fuente eterna divina conectada a nuestro corazón? Es simbólico o es real? Es una constelación o es un ritual? Es la Madre Tierra o es mi madre real biológica? 

Encerramos nuestra mente en un circuito de lo esperado, de lo anticipado, de lo predeterminado y muchas veces nos enojamos haciendo fuerza en contra de ese gran mar. Palabras sabias algún médico italiano que alguna vez me dijo: "para vivir hay que saber flotar en el agua de mar y dejarse llevar".

El rito y su magia: entregar a la Madre Tierra todo aquello que nos ha dañado en esta vida presente para transformarlo. 

Durante todo nuestro encuentro tuvimos ese objetivo, era el elaborado por mi y la divinidad, era el objetivo de todo el fin de semana y durante todos esos días desde el primer momento cada persona que viajó, cada persona que participó de estos mágicos tres días se vió enfrentado a su espejito de verdad. Qué debes entregar para saber nadar en el mar de la vida? Si estuviste presente, sabes que lo que sucedió fue un espejo de tu gran miedo a soltar y nadar en el Espíritu. Todos los obstáculos que impiden hoy en día que nades y disfrutes el dejarte llevar se pusiseron en juego en el escenario de las manzanas rojas seductoras, dulces, atrayentes; en el silencio de una voz humana desaparecida pero con misteriosos ojos fuertes que intimidan que buscan el corazón y el alma quitando tu máscara. Todas las trabas que impiden que te dejes llevar por tu divinidad, aparecieron desde la tierra subiendo y enroscándose por tu cuerpo como una serpiente poderosa a la que temes por su veneno sin darte cuenta que el veneno está en tus pensamientos limitantes  y la serpiente es el poder eterno que enciende tu luz vital.

En mi silencio, un fuerte angel guardián me sostuvo, me abrazó y me contuvo, esa fue mi sorpresa, mi propio surgir del agua cálida del ávatar tan bella, tan calma, tan cálida. 

Un ritual mágico tiene poder, una misión sagrada es muy poderosa, transforma mas allá de todos los límites y controles que la mente quiere imponer. Aquello que surgió durante el ritual fue lo que había que dejar en la tierra, sea el enojo, el llanto, el sufrimiento, el dolor del pasado trabajado pero no sano, los errores laborales, el valor del dinero, la violencia ancestral, la muerte en vida, las cargas que nos han colocado encima y no nos pertenecen, la inflexibilidad, la soledad, la lejanía, el amor eterno, el brillo de los ojos que lagrimean al encontrar la bondad... Fue un ritual, todo lo que pasó fue dentro de un poderoso ritual mágico que finalmente culminó en el grupo con las bendiciones de la vuelta a la tierra. Y siguió su curso en el espejo de las aguas cristalinas calmas, la humanidad debía aparecer y mostrar su resistencia, la humanidad debía abrir sus ojos y hacer consciente en la individualidad el bloqueo, error, obstáculo al fluir del mar catalán. 

Si estuviste presente sabes què algo se moviò en ti, si estuviste en el grupo de los que viajamos sabes que fueron tres días de intensas sorpresas.

Entrega a la Tierra todas esas emociones, pon tus manos en tu corazón, reúne lo que sientes y entrégaselo con amor, a Ella le sirve, es parte de tu reconocimiento. 

El área intermedia entre el cielo y la tierra... las Salas de Amenti o mas bien el aeropuerto de Barcelona, el sitio de espera para ascender y descender, tiempo de reflexión dentro de mi burbuja de avatar misionero. 

Quién soy? Quién eres? Qué has visto tú en el espejo? Ya sabes nadar?

Lusk Gurumay

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISION ESPIRITUAL

ENTREVISTA A ESPIRITU DEL LOBO

CUENTA REGRESIVA